ANGOLA Y EL MODO DE VIDA DE SUS GENTES

El General Joao Baptista de Matos lucha por la protección de los modos de vida de su país, Angola. Además de su contribución a la protección de la flora y la fauna, lucha por la igualdad de recursos entre sus habitantes, el respeto a todas las culturas y los derechos básicos de todos los angoleños.

Con un repaso por las condiciones de vida de sus paisanos, Joao Baptista espera concienciar sobre la importancia de proteger su país desde el conocimiento, desde la vivencia del viajero y la satisfacción de quienes contribuyen a que su país pueda seguir creciendo.

general angola Joao baptista matos

DATOS DE POBLACIÓN

Angola tiene una población de 24.300.000 habitantes, de los cuales más de la mitad son mujeres. Dada la situación del país, en plena reconstrucción, su tasa de esperanza de vida es notablemente menor que la occidental, situada en 38,48 años, y la tasa de mortalidad también, con 23, 7 fallecidos por cada 1000 habitantes.

La mortalidad infantil sigue siendo extremadamente alta, situada en 116 fallecidos por cada 1.000 nacimientos, mientras que su tasa de fertilidad es una de las más altas del mundo con 6,05 nacimientos por mujer.

general angola Joao baptista matos

CIUDADES DE ANGOLA

Después de la guerra civil, gran parte de su población emigró a las ciudades para comenzar una nueva vida. Actualmente, el 60% de la población que vive en las urbes huye de las adversidades del clima costero porque no cuentan con las infraestructuras adecuadas para el trabajo ni una vivienda digna.

La capital de la ciudad es Luanda, con el mayor número de habitantes por metro cuadrado y el mayor crecimiento económico y turístico del país. Hoy en día, en Luanda viven cerca de 8 millones de angoleños. Le sigue Huambo, con más de un millón y Lobito, el puerto más grande del país (y que sí cuenta con las infraestructuras adecuadas para la vida digna de su población), que tiene más de 800.000 habitantes. Benguela también es una ciudad costera, que al tener infraestructuras industriales en su puerto reúne a más de 500.000 angoleños en sus barrios. Lubango, con 300.000 paisanos, tiene aeropuerto y universidad, como la capital, por lo que desde hace varios años está en constante crecimiento poblacional y económico.

Como podemos observar, la inversión en infraestructuras influye en el aumento de población. Esto no es sólo por la emigración, sino por el aumento de la esperanza de vida que supone encontrar un trabajo con unas condiciones mínimamente aceptables.

general angola Joao baptista matos

ETNOLOGÍA

La riqueza etnológica de Angola no tiene precedentes. Entre sus gentes se diferencian seis grupos éticos mayoritarios: los ovimbundu (37%), los kimbundu (25%), los bakongo (13%), los Tucokwe (13%), los Vangangela (9%) y los Vanyaneka (5%).

Todos ellos hablan la lengua de los pueblos Bantú. Los primeros habitantes de Angola eran cazadores y recolectores que pertenecían a una tribu llamada Khoisan. Poco a poco estos fueron absorbidos por los Bantú, situados al sur de Angola.

Como hemos visto, el pueblo más numeroso son los ovibumdu, que habitan en el centro del país y constituyen un 37% de la población. Le siguen los ambundu, con un 25% y que se concentran en todo el territorio que va desde Luanda hasta Malanje. En el noroeste de Angola están los Bakongo, que conviven junto a los Lunda y los Chokwe, y en el este existe un conjunto de grupos más pequeños llamados Ngangela. Al sur, en Nambia, se concentra un pueblo de pastores denominado ovambo y en el suroeste viven los nyenka – khumbi, que también se dedican al pastoreo y la agricultura y un grupo de cazadores y pescadores llamado xindonga.

general angola Joao baptista matos

EL IDIOMA DE ANGOLA

La lengua oficial marcada por la ley de educación y del consumidor es el portugués. Sin embargo, la Ley de Prensa de 2006 contempla la promoción de las lenguas nacionales especificadas en la nueva Constitución: el Ubundu, el Kimbundu, el Kikongo, el Chokwe, el Nganguela y el Ukwanvama.

El conocimiento del portugués se reforzó durante la guerra civil, debido a la necesidad que supuso el desplazamiento masivo hacia las ciudades de personas de diverso origen que huían de la contienda.

EL IMPULSO DE LA LENGUA Y LA CULTURA BANTÚ

La lengua Bantú está recibiendo un notable impulso en la actualidad. La Facultad de Letras de la Universidade Agostinho Neto de Luanda en su afán por conservar las tradiciones africanas ofrece cursos de sus lenguas y su cultura.

LA LENGUA DE ANGOLA SEGÚN LA GEOGRAFÍA

La dialecto Kwanyama lo hablan más de 425.000 personas en Cunene y cerca de 300.000 en Ovamboland. En el noroeseste del país más de 4.500.000 personas hablan el Kikongo, la lengua del pueblo Kongo. En Luanda cerca de 4 millones de ambundu hablan el kimbundu y cerca de 5 millones de personas de Huambo, Bié y Benguela hablan el umbundu, de la etnia ovimbundu.

general angola Joao baptista matos

RELIGIÓN, UN PAÍS PRACTICANTE

El cristianismo es la religión mayoritaria en Angola. El 93,5% de los angoleños es cristiano, el 4,7% practicante de religiones propias de su etnia, el 0,6% es musulmán, el 0,9% es agnóstico y un 0,2% no es religioso.

El mayor grupo religioso es la Iglesia kimbanguista. Los seguidores de esta religión indígena creen que el pastor congoleño José Kimbangu, que nació y vivió en el siglo XX, fue un profeta.

Muchos misioneros protestantes extranjeros fueron expulsados de Angola antes de su independencia porque se creía que estaban incitando al pueblo al sentimiento nacionalista. En esta línea, actualmente, practicar religiones como el Islam está prohibido en Angola por ir contra las costumbres de su pueblo.

general angola Joao baptista matos

SANIDAD

Las condiciones sanitarias del país son deficientes. El sistema de salud pública es precario, situación que se agudiza en las provincias.

Exceptuando en Luanda y algunas de las capitales de las provincias del país, el sistema de salud depende de la ayuda de la ONGs y la financiación extranjera. De este modo, el acceso al centro sanitario está limitado para casi el 40% de la población, que se ve obligada a caminar grandes distancias para ser atendidos.

La pobreza del país angoleño supone que se den condiciones precarias y que éstas, al mismo tiempo, den lugar a altos índices de mortalidad. Predominan la epidemias de cólera, malaria, rabia y fiebres que causan hemorragias como la de Marburg. Muchas de ellas son transmitidas a través de insectos, como es el caso del Dengue. También son frecuentes los episodios de tuberculosis y, debido a la escasez de medios de protección para las relaciones sexuales, hay una alta tasa de VIH.

EDUCACIÓN

Durante el mandato colonial la enseñanza estaba en un segundo plano. Además, se daban claras discriminaciones entre los alumnos, con una separación entre las escuelas ordinarias, para blancos, mestizos y negros de las ciudades, y escuelas de calidad inferior para la población indígena.

En 1962 se aprobó una Ley que abolía esta discriminación y, tras la independencia, las mejoras fueron notables, aunque insuficientes. Actualmente, en Angola la educación es gratuita y obligatoria para los niños y niñas entre los 6 y los 9 años.

En el año 2000 más de 1 millón de alumnos acudían a la enseñanza primaria obligatoria, una tasa muy baja respecto a su población. Sólo el 19% de los alumnos continuó sus estudios y tan sólo el 1% accedió a la educación superior.

A partir del 2008 se hicieron numerosas reformas en la enseñanza y se ampliaron sus infraestructuras. Sin embargo, la carencia de profesores pone muy difícil el incremento de la tasa de alfabetización, que no llega al 50%.

En total en Angola hay 27 universidades, pero todas ellas tienen pocas oportunidades de investigación científica, del mismo modo que una ínfima parte de su población tiene acceso a ella.

LA EDUCACIÓN COMO ELEMENTO CLAVE EN EL DESARROLLO DE ANGOLA: JOAO BAPTISTA DE MATOS

Para Joao Baptista Matos la educación es uno de los elementos claves para el desarrollo humano y esencial para el crecimiento económico del país. La enseñanza implica la mejora de la calidad y la cantidad del capital humano para el proceso de producción de bienes que contribuyan al país y éste se lo devuelva a su población en forma de igualdad económica y social.

Joao Baptista de Matos cree en la educación básica universal y la erradicación del analfabetismo como elementos esenciales para erradicar la pobreza. Por eso, el General trabaja duro para evitar que no se sigan cumpliendo las cifras alarmantes que hoy asolan a los niños angoleños.

En la actualidad, el 30% de los niños y niñas con edad inferior a los 12 años nunca ha ido a la escuela. La desigualdad entre los diferentes individuos que viven en el país es evidente. En el medio urbano la población analfabeta es del 23%, en el medio rural la cifra asciende al 43% y el 51% afecta a los niños de los grupos socio-económicos más pobres. Esto implica que más del 31% de la población con más de 16 años no ha tenido acceso a la educación.

general angola Joao baptista matos
Compartir en facebook Compartir en twitter

El general Joao Baptista Matos nos muestra las maravillas de Angola, una tierra rica en tradiciones, cultura y naturaleza. Conoce las historias más increíbles de Angola gracias a Joao Baptista Matos.